lunes, 28 de diciembre de 2015

¿Donde están esos ladrillos?

Hoy prometía ser un día oscuro, nublado... y al final solo ha sido así en lo que la meteorología se refiere, pues hemos recibido una llamada de una antigua alumna de nuestros cursos.
Veréis. Normalmente no solemos tener mucho "feedback" (que traducido resulta, ¿que tal? ¿cuanto tiempo sin verte? ¿como te va?). Solemos pensar que a la persona que de alguna manera hemos ayudado, pues le va bien.
Algunos vuelven de nuevo para recibir ayuda, otros sólo pasaban para contarnos y en contadas ocasiones, como hoy, nos llaman.
Y esta ocasión, ha sido muy especial y emotiva. María, que recibió unos cursos tecnológicos que realizamos en nuestro Centro Guadalinfo "Barrio Alto" nos ha llamado porque ha encontrado trabajo... después de 6 años. (No veas la alegría que nos ha dado).
Pero María nos quería explicar aún más. Nos quería contar que, para el puesto al que optaba, hacía falta precisamente cursos de esta índole, o sea tecnológicos... (pues más contentos nos ponemos). Nos dice que la empresa le ha dicho que tiene la máxima puntuación, y que la iban a contratar de Ordenanza, a tiempo completo y bien retribuido. 
(Bueno, que alegría)... pero que nada, repito, NADA habría puntuado si no hubiera hecho recientemente cursos de formación como los cursos que realizó con nosotros, requisito indispensable para optar a la plaza, ya que además, demuestra que está al día, que se ha reciclado y que no ha perdido el tiempo. (Emocionante). 
Así que llamaba para agradecer nuestra labor, para que lo supiéramos, para participar de su alegría... y entonces nos dijo esta frase: "Cuando un obrero pone un ladrillo, queda ahí, a la vista y se ve su trabajo... pero cuando lo pone un profesor... ¿donde está el ladrillo?"
María... tu llamada es el ladrillo. 
Muchísimas gracias por compartir con nosotros tu alegría y que dure mucho. Un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario